Bill Gates es uno de los hombres más ricos del mundo. Pero para llegar a la cima no necesitó tener un título: abandonó la Universidad de Harvard en 1975 para dedicarse por completo a Microsoft, compañía que le ha dado toda la gloria. 32 años después, y con 58.000 millones de dólares en el bolsillo, se volvió a matricular para obtener su título.

(Por Pablo Comoli) Janeen Judah, es directiva de la petrolera estadounidense y en la Conferencia Latinoamericana y del Caribe de la Sociedad de Ingenieros del Petróleo sorprendió con su definición.

(Por Pablo Comoli) El encuentro se realizará el 8 y 9 de junio en la sede Villa Regina de la Universidad Nacional del Comahue.